Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Ahora más que nunca: fortalezas de Barcelona como ciudad de talento

Propuestas para Barcelona para ganar la batalla por el talento en la era Covid-19

La situación de crisis aguda creada por la Covid-19 debe traducirse en una apuesta total de la ciudad por convertirse en una de las mejores ciudades del mundo para el talento. Barcelona Global ha identificado las principales fortalezas desde las que desarrollar una estrategia de futuro para que Barcelona aspire a estar entre las ciudades preferidas por el talento.

Si aquello que añade valor a la economía, crea empleo de calidad y permite el progreso social y la innovación es el talento, Barcelona está en buenas condiciones para aspirar a salir ganadora de esta crisis.

Las personas con talento son aquellas que, por su formación, capacidad innovadora, experiencia científica, creatividad, o red de contactos mueven la economía del conocimiento. Personas, hombres y mujeres inquietas, que pueden decidir dónde viven y para quién trabajan y que priorizan los entornos urbanos de alta calidad y especialización para asentarse.

A la hora de planificar los planes de recuperación de la ciudad y su área metropolitana es importante identificar cuáles son nuestras fortalezas como ciudad. En Barcelona Global tenemos claro que la reconstrucción económica y social de Barcelona tendrá que basarse, precisamente, en nuestras fortalezas.

Barcelona puede aspirar a ser una de las ciudades preferidas por el talento local y global para desarrollar sus actividades por muchos factores: su ubicación geográfica, su clima, estilo de vida, entorno natural, infraestructuras de conectividad, tradición industrial y cultural, espíritu emprendedor, investigación de frontera, entorno universitario y de estudios superiores, cultura mediterránea, ciudad altamente deseada para vivir y visitar, diversificación económica, y posicionamiento internacional.

Tejido económico diversificado

Con un tejido económico relativamente diversificado (una economía del visitante muy relevante antes de la Covid, un sector industrial -automóvil, farmacéutico, audiovisual, químico, textil, electrónica- altamente internacionalizado, una logística con un potencial elevado -una red de puertos y un aeropuerto muy bien posicionados-, una economía del conocimiento creciente con hubs digitales de grandes multinacionales, un ecosistema emprendedor entre los más competitivos de Europa, y una investigación científica muy eficiente) Barcelona puede aspirar a añadir valor a su tejido económico priorizando aquellas actividades e inversiones que pongan la economía del talento y el conocimiento por delante.

La Barcelona del talento necesita ser consciente de su masa crítica, con una área metropolitana con más de 4.000.000 de habitantes, así como de la región económica y cultural a la que sirve como capital -y que va desde Turín a Alicante, pasando por las Baleares e incluso Argel y cruzando por Zaragoza hasta Toulouse-. Una macro región que liderar con propuestas ambiciosas en ámbitos formación, cultura, emprendimiento, inversión, logística, e industria.

Infraestructuras, ecosistema científico, educativo y emprendedor, tradición industrial, marca ciudad, consciencia social, son bases desde las que basar la estrategia para que Barcelona salga ganadora de esta crisis.

En este contexto debemos apalancar nuestra estrategia de futuro en las que son nuestras fortalezas:

  • Unas infraestructuras competitivas:
    • Un ancho de banda y red de internet que nos conectan entre nosotros y con el mundo con eficiencia y capacidad de crecimiento. En un mundo donde el teletrabajo será clave, Barcelona tiene las condiciones de presentarse al mundo como una ciudad excelentemente bien conectada por bites.
    • Un puerto y un aeropuerto competitivos, con capacidad de servicio y de crecimiento, que además tienen la singularidad de la proximidad física entre ellos y con la ciudad central, cosa inédita en Europa.
    • Una alta velocidad ferroviaria que ratifica el potencial de Barcelona como capital de un arco mediterráneo que va desde Marsella a Alicante pasando por Zaragoza y Toulouse.
    • Una Fira de Barcelona con tres recintos (Montjuïc, Hospitalet y Fòrum) que puede aspirar a convertirse en uno de los puntos mejor preparados para las reuniones, convenciones y el comercio global.
    • Una red de infraestructuras para la ciencia como el Súper Computador, el Sincrotrón Alba, la Sala Blanca, o el CNAG que dan servicio a la ciencia global.
  • Una investigación de frontera en ciencia básica y aplicada con centros de excelencia basados en Barcelona:
    • Los centrs agrupados entorno al BIST (Barcelona Institute Scicence and Technology)
    • Los centros de investigación asociados al CSID y a las potentes universidades catalanas.
    • La investigación en ciencias de la vida generada alrededor de los grandes hospitales de Barcelona y el ecosistema emprendedor, farmacéutico, de industria médica e inversión asociado.
  • Un sistema de salud en España y Catalunya que presenta grandes resultados de cobertura y excelencia alrededor de una red de centros de atención primaria, hospitales y su sistema de mutuas y atención privada.
  • Una reputación de ciudad caracterizada por el amplio y positivo conocimiento global de Barcelona, gracias a su atractivo turístico, su legado arquitectónico y cultural, su deporte, y estilo de vida y gastronomía mediterráneos.
  • Una gobernanza local que cuenta con una mayoría de gobierno y unos presupuestos ampliamente apoyados por una mayoría política, que además está en sintonía con el gobierno del Estado y los presupuestos de la Generalitat.
  • Una sociedad civil activa y organizada a través de relevantes instrumentos y plataformas ciudadanas y sectoriales, así como potentes redes de solidaridad.
  • Un ecosistema emprendedor de gran vitalidad, resultados y capacidad de crecimiento.
  • Un sector alimentario que impacta en toda su cadena de valor: desde la producción en el sector primario a la distribución global y la multinacional alimentaria basada en Barcelona.
  • Unas infraestructuras para el turismo competitivas y que favorecen el turismo de calidad y de la experiencia, base del turismo que vendrá.
  • Un sector de la educación superior con campeones globales que puede aspirar a crecer con fuerza como sector relevante de nuestra economía.
  • Una tradición y práctica de excelencia en ferias y congresos que ha convertido Barcelona en capital mundial del móvil, sede de la nueva feria audiovisual ICE, del sector alimentario con Alimentaria, o referencia en tecnologías urbanas a través de Smart Cities World Congress & Expo.
  • Unos servicios públicos que responden ante situaciones de crisis y gravedad como los vividos.
  • Un tejido social y vecinal muy comprometido y activo en el voluntariado y la solidaridad.

Es a partir de estas fortalezas que Barcelona debe construir su estrategia de futuro para convertirse en una de las mejores ciudades del mundo para el talento y la actividad económica.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.