Now Reading
Hat Gallery: los sombreros como obra de arte

Hat Gallery: los sombreros como obra de arte

Gema Galdón Zaragoza. Fundadora de Hat Gallery

 

¿A qué se dedica Hat Gallery?

Hat Gallery es una especie de muñeca matrioska, un mundo dentro de otro mundo y de otro, y dentro de otro. El espacio empieza con diseño y venta de sombreros, pero existe todo un programa repleto de actividades, como clases de procesos creativos para profesionales, pop ups de marcas y artesanos que merecen ser conocidos, también ejerzo el mentoring en estudiantes de diseño y moda. Actualmente estamos preparando un curso para formar emprendedores del comercio, así como reformular a profesionales existentes, para así readaptarse a las nuevas necesidades y crear un entramado comercial sólido, duradero y único. Otro bonito lanzamiento que tenemos pendiente es el de pequeñas conferencias infantiles “Emprendedoría para niños (y padres)”, donde se busca el despertar de los adultos a través de la ingenuidad/valentía de sus hijos.

¿Cuándo empezaste a trabajar en esta empresa?

En 2013 abrí Les Catherinettes con unas pocas agujas, hilos de colores, tijeras varias, ideas bullendo, habilidad manual, una mesa y un flexo como inversión inicial. Poco a poco se convirtió en un espacio multimarca (20 m2 de taller y 20m2 de tienda). En 2018, a raíz de la venta del local, abrí Gema Galdón Hat Gallery; 200m2 para dar rienda suelta a la locura y seguir creciendo. Siempre he sido emprendedora y única fundadora.

Empecé trabajando para mi como primera clienta, y al poco tiempo aparecieron encargos para amigos y diseñadores, allá por el 2010. Lo compaginé con mi trabajo de diseño de exteriores y profesora de secundaria hasta el 2017, año en el que decidí apostar por la dedicación exclusiva como diseñadora de sombreros (contra todas las opiniones de mi alrededor). Celebro cada día esta decisión.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Mi trabajo es mi hobby, me gusta todo y disfruto cada momento como si fuera el último; me tengo por alumna expectante al continuo aprendizaje, como empresaria me levanto cada mañana ávida de retos que me alejen de caer en una rutina.

¿Y lo que menos?

La burocracia y la tecnología. Lo que no me interesa me cuesta de entender y prefiero externalizar para no errar. Mi personal externo lo busco con lupa, son microespecializados, aúnan sus conocimientos profesionales vinculándolos a arte y moda. Es muy importante que me entiendan, de este modo planeamos cómo llegar a un mayor público afín a nuestra filosofía, rentabilizar cada pequeño paso que damos, afianzando lo conseguido.

¿En que crees que destaca tu empresa?

En descontextualizar el sombrero como prenda, acercándola a un novedoso concepto de pieza única, expuesta de manera diferente, iluminada como una obra de arte, en un espacio cambiante donde siempre hay actividades culturales. No me considero sombrerera, los sombreros son el vehículo donde canalizar mis diseños, los montajes expositivos que giran en torno a ellos, el tipo de comunicación que emito… podría haberme dedicado a los jardines o los ceniceros de automóvil, y sería lo mismo.

¿Cuál es su principal reto?

Sorprender cada día a los transeúntes para que paren frente al escaparate, seducirlos para que entren a saber más y que hablen del espacio a todos sus conocidos. No tengo cartel en la puerta, no dispongo de web y, aun así, mi nombre se propaga y mi comunidad crece. No tengo página e-commerce ni vendo on-line pero envío sombreros a todo el mundo por correo postal ordinario, intento que sea una experiencia de compra única y especial, aunque no nos conozcamos, unas letras escritas a mano en una tarjeta siempre son motivo de júbilo y el comienzo de una larga amistad.

¿Dónde se sitúa tu empresa? ¿Sabes por qué se escogió esta ubicación?

Primero en Riera de Sant Miquel n.17, ahora en Calle Santa Teresa n.3 y no me imagino mejor emplazamiento. Estoy a caballo entre comercios de lujo y artesanos de Gracia, me considero ambas cosas.

¿Qué es lo que más te gusta del barrio en el que trabajas?

Que tiene naranjos (soy de Alicante) y en primavera celebramos nuestro particular Sakura con la flor del azahar. Es una calle casi peatonal sin ruido de coches, estamos en el centro a mano de todo tipo de transportes, hoteles de todas las características, oficinas… Servimos al ciudadano local, al extranjero que viene por negocios y al turista.

¿Cómo es de importante Barcelona para vuestra empresa?

Barcelona atesora una importante herencia textil y de diseño, forma parte de su idiosincrasia y por ello valoran mi trabajo.

¿Con qué ciudad compararías Barcelona?

Es incomparable, si no me habría mudado… Vine como turista y decidí quedarme el mismo día que tomaba el tren de vuelta. Quedé fascinada por sus locales comerciales y de manera inconsciente me adentré a estudiar este sector a través de los trabajos que presentaba en la carrera y posterior máster. Una observadora nata con mucho trabajo de campo registrado en cuadernillos de bolsillo.

¿A que modelo de ciudad crees que debería parecerse Barcelona?

Es importante viajar para ampliar conocimientos, pero también para valorar la ciudad en la que tengo la suerte de vivir. Amo Barcelona, esta ciudad tiene mucho de lo que necesito para ser feliz: clima, cultura, mar, gastronomía, diseño… si estuviera aquí mi familia sería inmejorable.

¿Qué buenas prácticas de otras ciudades te gustaría que Barcelona adoptara?

Que fuera más sostenible. También que mejorara su plan turístico creo que tiene mucho margen en este aspecto.

¿Qué le pides a la Barcelona del futuro?

Que sea inclusiva sin perder identidad. Que recupere su carácter emprendedor, que premie la mentalidad innovadora y que vuelva a creer/apostar por sus diseñadores de cualquier índole.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top