Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Fusion for Energy – F4E

¿Sabías que la agencia que gestiona la participación de la Unión Europea en el mayor proyecto de investigación e innovación energética del mundo está en Barcelona?

Desde 2007, un equipo de más de 450 personas altamente cualificadas en campos como la ingeniería, la física, las matemáticas o las ciencias sociales, provenientes de multitud de países europeos, trabajan codo con codo en las oficinas de Fusion For Energy (F4E), junto al centro comercial Diagonal Mar. 
 

La energía de fusión 

Todo el mundo ha oído hablar de la energía nuclear, pero son menos los que saben que ésta puede ser de dos tipos: de fisión, que es la que se produce al dividir el núcleo de un átomo pesado como el del uranio, o de fusión, que es la que se obtiene al unir dos núcleos ligeros, como el del hidrógeno.  

La primera conlleva innumerables problemas medioambientales, entre ellos el de almacenamiento de los residuos y el riesgo de reacciones descontroladas en cadena, y es a la que nos referimos habitualmente al hablar, en general, de “energía nuclear. Es la que utilizan las plantas nucleares que están establecidas en diferentes partes del mundo desde el pasado y en la actualidad. 

La segunda es la reacción nuclear que tiene lugar en el sol y en las estrellas. A diferencia de la anterior, la energía de fusión genera helio como subproducto, un gas totalmente inocuo. Es por tanto una fuente de energía prácticamente inagotable y que no presenta los graves problemas de gestión de residuos que sí presenta la de fisión. Además, la reacción no es en cadena, por lo que en caso de fallo del sistema no se pierde el control, siendo por tanto un sistema de generación intrínsecamente seguro.

El crecimiento del consumo energético y la conveniencia de evitar la utilización de combustibles fósiles ha llevado a explorar nuevas fuentes de energía

Entonces, ¿por qué no se utiliza? 

La teoría es clara, pero implementarla no es, ni mucho menos, evidente 

Para avanzar en la producción de este tipo de energía, en 1986 se creó ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor, o Reactor Termonuclear Experimental Internacional). 

La implementación física del proyecto, etokamak, que es como se llama al reactor en el que se debe producir la fusión y que consiste en una estructura toroidal inmensa, está en construcción en Cadarache, cerca de Marsella. 

El ITER es fruto de un acuerdo mundial sin precedentes y está integrado por siete socios: Unión Europea, India, Japón, Rusia, Estados Unidos, Corea del Sur y China. Su objetivo es determinar la viabilidad tecnológica y económica de la fusión nuclear, como fase previa al desarrollo a nivel comercial, previsto para la década de 2040. 

F4E estructura la contribución más importante, puesto que la UE es el socio mayoritario del proyecto mundial. 

Así, desde unas discretas oficinas cerca del mar en Barcelona, esta agencia europea multidisciplinar y multicultural, absolutamente desconocida para la mayoría de los habitantes de la ciudad, trabaja cada día para hacer posible el mayor proyecto de investigación e innovación energética del mundo.

 

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.