Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

We visit the National Art Museum of Catalonia (MNAC)

Una de las colecciones de arte Románico más impresionantes y relevantes del mundo se encuentra en Barcelona.

El Museu Nacional d’Art de Catalunya, también conocido como MNAC, alberga un fondo de arte Románico integrado por un excepcional conjunto de pinturas murales y pinturas sobre tabla que está considerado como uno de los más completos de Europa.

Es un referente mundial y no es de extrañar: sumergirse en el MNAC es entrar en el mundo de Fortuny, Casas, Rusiñol, Picasso, Gargallo.. pasando por Tiziano, El Greco, Velázquez o directamente trasladarse a los siglos XI-XIII descubriendo las impresionantes pinturas murales del ábside de Sant Climent de Taüll o de Santa Maria d’Àneu. No hay que olvidar su fondo de fotografía para transportarnos a la España y Catalunya del siglo XX, con nombres tan relevantes como Agustí Centelles, Oriol Maspons o Pere Casas Abarca.

En total, la colección del museo abarca diez siglos de historia del arte: Románico y Gótico, Renacimiento y Barroco, los gabinetes Numismático y de Dibujos y Grabados, una destacada colección de fotografías y un fondo de arte moderno que abarca desde el modernismo hasta la Guerra Civil. Y como suele pasar en la mayoría de los museos, lo que se ve expuesto es solo una pequeña parte de su fondo. Y es que además de la función divulgadora de cualquier museo, el MNAC cumple la misión es lde conservar y preservar el patrimonio artístico catalán.

Fortuny, Casas, Rusiñol, Picasso, Gargallo... pasando por Tiziano, El Greco, Velázquez o las impresionantes pinturas murales de Sant Climent de Taüll

Actualmente dirigido por Pepe Serra, otra cosa que no pasa por alto en el MNAC es el peculiar edificio en el que está situado. Se trata del prominente Palacio Nacional de Montjuïc, que recuerda a una mezcla entre la Basílica de San Pedro del Vaticano y la catedral de Santiago de Compostela. El palacio en el que está el MNAC fue construido a principios del siglo XX para la Exposición Internacional de 1929. Con casi 50.000 m2, es un edificio de grandes proporciones y de estilo clásico que, por su ubicación, sobre la montaña de Montjuïc, ofrece unas espectaculares vistas de Barcelona, sea a la hora que sea. Siendo uno de los principales agentes culturales de Montjuïc, la montaña de los museos, el deporte y el ocio.

En cuanto a su historia, en 1934 abrió sus puertas como Museu d’Art de Catalunya, reuniendo la colección medieval. Posteriormente, en 1995, ya como Museu Nacional d’Art de Catalunya, se inauguraron las salas nuevas de arte Románico y de manera sucesiva se fue ampliando la presentación pública de los fondos, proceso que culminó en 2004 con la presentación de la nueva colección de arte Moderno. Actualmente el MNAC es un organismo público regido por un consorcio participado por la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona y el Ministerio de Cultura.

El MNAC en cifras:

  • Cerca de 900.000 visitantes en 2018, el doble que en 2012.
  • Una colección con más de 180.000 obras.
  • Cerca de 155.000 piezas del Gabinete Numismático de Catalunya.
  • Más de 3.500 obras expuestas.
  • Un equipo de 300 personas entre plantilla y personal externo.
  • Un área de 48.000 m2 en el Palacio Nacional, de los cuales 13.000 m2 los ocupa la colección y 2.300 m2 son espacios expositivos.
  • Una Biblioteca con más de 150.000 documentos bibliográficos accesibles al público y un archivo con más de 500.000 documentos.
  • Un presupuesto de 15,5 millones de euros en 2018.

Es importante no olvidar que el MNAC ofrece también un conjunto de exposiciones temporales muy interesantes a lo largo del año, que harán las delicias de los amantes de la historia del arte. Algunas de las más interesantes exposiciones temporales previstas para 2020 son la de ‘Nonell, la belleza del estigma’, una exposición sobre la figura de Isidre Nonell (Barcelona, 1872-1911), uno de los mejores artistas de finales del siglo XIX e inicios del XX, del cual el museo conserva un importantísimo fondo.

El MNAC también prepara una colaboración con la Fundació Suñol ‘Diálogos intrusos’ para finales de este año con el objetivo de realizar una reflexión sobre el arte de la posguerra y segunda vanguardia. ‘Diálogos intrusos’ propone la inserción dentro de las salas del museo de una selección de ocho obras de la Fundación Suñol pertenecientes a las segundas vanguardias. 

For more information: https://www.museunacional.cat/es

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.