Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los hermanos Colombo, gastronomía veneciana en Barcelona

Creadores de Xemei y Frankie Gallo Cha Cha Cha

Los hermanos Max y Stefano Colombo son venecianos y llevan más de una década instalados en Barcelona, donde ya han creado tendencia con su cocina veneciana de alta calidad y sus locales de moda.

Su flechazo con la ciudad se remonta años atrás, cuando Max trabajaba como cocinero en un restaurante en Milán y Stefano ejercía como diseñador industrial. Por su profesión, Stefano tenía que viajar con frecuencia a Barcelona y, tras muchas idas y venidas, en 2004 decidió quedarse. Una vez instalado, convenció a su hermano Max para montar un restaurante veneciano en la ciudad, ya que la oferta de restauración italiana de Barcelona no le convencía. Fue en 2007 cuando Max aterrizó en la ciudad con el propósito de abrir, con su hermano Stefano, su primer restaurante juntos.

Pioneros gastronómicos en Poble Sec

Ahora son dueños del mítico Xemei, que se ha convertido en un icono de Barcelona para los amantes de la gastronomía italiana o, más concretamente, veneciana. Se trata de un restaurante ubicado en el corazón de Poble Sec, un barrio que entonces no era muy gastronómico y por el que ellos decidieron apostar.

Al adentrarse al local uno podría pensar que está en Véneto, pues la carta del Xemei ofrece desde entrantes hasta pasta, pescado y marisco, cocinado siempre con el mínimo toque de creatividad para priorizar el sabor de la materia prima. Además, el restaurante está formado por una terraza, dos comedores con paredes rojizas y muebles antiguos que hacen que se forme un ambiente cálido y agradable.

Los hermanos no dudaron en pedir consejo a grandes expertos culinarios como Carles Abellán, poseedor de una Estrella Michelin y propietario de Tapas 24 y La Barra. El Xemei hoy es un local confluido también por celebridades del mundo del espectáculo, de la política y el deporte.

El restaurante Xemei ya se ha convertido en un icono de Barcelona para los amantes de la comida veneciana

Max y Stefano son también propietarios del Bar Brutal, Can Pizza Prat y Frankie Gallo Cha Cha Cha. Para abrir este último se asociaron con el exdueño del clásico Bar Cañete, José María Parrado. La pizzería es un local ravalero con un obrador en la parte de arriba, donde el pizzaiolo, Lollo Vuoturni, trabaja la masa madre con un proceso de fermentación de hasta 72 horas.

Antes de lanzarse al proyecto Frankie Gallo Cha Cha Cha, los gemelos tenían en mente abrir un pequeño local de pizzas para llevar, pero fueron tantos los inconvenientes para llevar a cabo las obras que decidieron abortar misión. Y les ha ido muy bien, ya que ahora también son dueños de la pizzería más conocida del Raval.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.