Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

IRB Barcelona, polo de innovación científica

Ubicado en el Parc Científic de Barcelona, está formado por más de 450 profesionales de distinta procedencia.

Barcelona tiene potencial para situarse entre las ciudades de referencia en investigación científica en Europa. De hecho, la ciudad alberga excelentes centros de investigación en ciencia y tecnología como el Institut de Recerca Biomèdica (IRB) Barcelona, el Barcelona Institute of Science and Technology (BIST), el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO) o el Barcelona Supercomputing Center (BSC), entre muchos otros. 

El IRB Barcelona es un centro de investigación biomédica ubicado en el Parc Científic de Barcelona (PCB), un espacio de encuentro entre universidad, empresa y sociedad. Su objetivo principal es comprender las bases fundamentales de la salud y la enfermedad y acercar la ciencia a la sociedad mediante un gran número de actividades de participación ciudadana y educación científica.

El propósito de investigación del IRB Barcelona es aportar soluciones a las necesidades médicas no cubiertas. Entre las líneas de investigación destacan el estudio del cáncer, del envejecimiento y del metabolismo para conocer más en profundidad cómo se desarrollan dichas enfermedades y facilitar un diagnóstico y tratamiento.

La investigación en el IRB Barcelona se lleva a cabo a través de tres programas interdisciplinares de investigación, estructurados de modo que pueda darse una gran interacción entre ellos. Este innovador centro de investigación está formado por 420 profesionales procedentes de 35 países diferentes, que incluyen desde investigadores y líderes internacionales en el ámbito de la biomedicina hasta personal técnico y de apoyo.

Del IRB han salido varias compañías especializadas en biomedicina entre las que se encuentran Ona Therapeutics e Inbiomotion, entre otras

La transferencia de tecnología es clave para el IRB Barcelona que, desde su creación en 2005, ha impulsado la puesta en marcha de seis spin-offs. Como explica su director, Francesc Posas: “El IRB Barcelona es un centro de investigación fundamental, en el que tenemos como misión trasladar nuestro conocimiento a la sociedad y uno de los mecanismos usados es el impulso de spin-offs para que nuestra investigación revierta en beneficio último de pacientes, que actualmente carecen de solución a sus enfermedades”.

La spin-off más reciente del IRB es Gate to Brain, una compañía basada en una novedosa tecnología que puede transportar fármacos al cerebro franqueando la barrera hematoencefálica, principal escollo para que los fármacos accedan a cerebro y puedan curar diversas enfermedades.

En el campo del cáncer el IRB Barcelona ha creado dos empresas más, Ona Therapeutics que, centrada en el desarrollo de un nuevo medicamento para el tratamiento del cáncer metastásico, ha cerrado este año una ronda de financiación de 30 millones. La ronda que ha sido liderada por Asabys Partners, desde su vehículo Sabadell Asabys, y cuenta con la participación de Alta Life Sciences, Ysios Capital, FundPlus (Bélgica) y BPI France (Francia), se ha convertido a Ona Therapeutics en la primara spin-off que lo consigue en una ronda inicial en España.

También en el campo del cáncer, en 2011 se creó Inbiomotion, empresa de medicina personalizada con el objetivo de desarrollar biomarcadores que predigan la metástasis ósea para mejorar la calidad de vida del paciente con cáncer. Apoyada en sus inicios por una ronda de financiación de 2 millones de euros que dio entrada en su accionariado a Ysios Capital, a la Fundació Privada Vila Casas y a JVRisk Technologies, la firma recibió 2,2 millones de euros en 2016, en una segunda ronda de financiación liderada por La Caixa.

Otros casos destacado són Nostrum Biodiscovery e Iproteos. La primera es una biotecnológica creada en 2016 conjuntamente entre el IRB Barcelona y el Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS) con el objetivo de ayudar al descubrimiento y lanzamiento al mercado de nuevos fármacos y moléculas biotecnológicas. La empresa ha financiado su actividad hasta la fecha con 1,5 millones de euros, entre aportaciones de la Fundación Marcelino Botín y del Ministerio de Ciencia y del programa Horizon 2020. Actualmente ha lanzado su plan de internacionalización en USA.

Iproteos, especializada en fármacos de tercera generación contra enfermedades del sistema nervioso central como la esquizofrenia, la epilepsia y la aterosclerosis, se acaba de fusionar con Bionure, creando una nueva compañía que lleva por nombre Accure Therapeutics y que ha sido lanzada con una ronda de financiación inical de 7,6 millones de euros.

Como afirma Cristina Horcajada, jefa del Área de Innovación del IRB Barcelona: “las spin-offs son clave a la hora de conseguir que los resultados obtenidos fruto de la investigación acaben en el mercado convertidos en un producto. Para ello, trabajamos para asegurar que nuestras investigaciones generan innovación disruptiva y contribuyen a resolver nuevos retos médicos».

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.