Now Reading
Cinco fortalezas que pueden convertir Barcelona en un polo de educación superior

Cinco fortalezas que pueden convertir Barcelona en un polo de educación superior

La ciudad está entre las más atractivas para formarse en el ámbito de los negocios y atrae cada año a estudiantes de todo el mundo. ¿Por qué ciudades como Amsterdam o Copenhague, en Europa continental, atraen más estudiantes interncionales y Barcelona aún no lo ha conseguido?

El posicionamiento en escuelas de negocio es alguno de los puntos que juegan a favor de Barcelona para que la ciudad se consolide como un polo de educación superior, atrayendo cada vez más a estudiantes internacionales y llegando a competir con otras ciudades.

Hoy la educación superior es uno de los sectores más relevantes y con mayor interés a escala global, tanto por su componente de formación de talento como de impacto económico y de conocimiento. Barcelona puede ser un centro de educación superior global.

Las mejores escuelas de negocios

Barcelona cuenta con másteres y programas ejecutivos de excelencia internacional reconocidos por algunos de los rankings internacionales como los mejores de su disciplina. París, Londres y Barcelona son las ciudades europeas más valoradas para formarse en el ámbito de la educación directiva y de negocios. Así lo desvela el último ranking del Financial Times (FT) European Business Schools 2020, que posiciona a IESE (en cuarto lugar), Esade (12º lugar) y EADA (29º lugar) entre las 30 escuelas de negocio más valoradas en Europa, con un alto porcentaje de estudiantes internacionales.

Una larga tradición educativa

Barcelona se ha cultivado como una ciudad educativa desde hace siglos y ha sabido mantener un buen estándar de calidad, creando importantes centros académicos. Junto a las mencionadas escuelas de negocios privadas, Barcelona también cuenta con algunas instituciones de formación disciplinar en economía o diseño en la ciudad que tienen un alto porcentaje de estudiantes internacionales, sobre todo cuando se trata de estudios de postgrado. Es el caso de la UPF Barcelona School of Management (BSM), o el Istituto Europeo di Design (IED).

Un fuerte sistema público de universidades de calidad

En Barcelona el sistema público lo componen principalmente la Universitat de Barcelona (UB), la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) y la Universitat Pompeu Fabra (UPF), cuatro campus que también se consignan entre los 200 y 300 mejores del mundo. La UAB luce los ratios más altos de estudiantes internacionales en la pública, con el 40% de alumnos de fuera formándose en masters y doctorados.

Una excelente calidad de vida

Los estudiantes internacionales aprecian el atractivo de la ciudad y Barcelona es una de las ciudades preferidas por los estudiantes internacionales debida a su alta calidad de vida, su conectividad, su clima y su orografía. La ciudad ocupa el puesto 21 en la QS Best Student Cities a nivel global y la 7ª posición en Europa.

Una red de centros de investigación y doctorados de excelencia

Barcelona también es atractiva porque toda su área metropolitana cuenta con una base de investigación fuerte y masters y doctorados excelentes, altamente internacionalizados. Algunos ámbitos especialmente destacables por su magnetismo para el talento internacional son el de la biomedicina, la física, las escuelas de negocios y la economía.

Y es que un importante sector que destaca por su excelencia y que, gracias a eso, atrae a investigadores y científicos de todo el mundo a Barcelona es el sector de la ciencia. Así, Barcelona cuenta con algunas entidades o centros con altas cotas de internacionalización, como por ejemplo el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), con casi el 70% de internacionales o el Centro de Regulació Genòmica (CRG), entre otros.

Modelos de referencia

En el mundo existen algunos hubs internacionales de educación superior: los tradicionalmente más conocidos son Londres, San Francisco y Boston, a los que en los últimos años se han sumado Singapur y Shanghai y en Europa Copenhague y Amsterdam. Se los considera hubs porque atraen a los mejores estudiantes e investigadores, como en el caso de EEUU, donde una cuarta parte de las empresas “unicornio” (nuevas empresas valoradas en más de mil millones de dólares) han sido creadas por antiguos estudiantes internacionales en las principales universidades americanas..

Dificultades para venir

Las universidades catalanas tienen un número de estudiantes internacionales en sus aulas algo superior a la media española, aunque esta media se aleja mucho de las ciudades que son los líderes internacionales en la atracción de estudiantes extranjeros.  A pesar de las oportunidades que Barcelona tiene para ser un hub de educación internacional, está todavía lejos de situarse entre la élite europea en este sentido. Entre las limitaciones que tiene ahora mismo Barcelona para estar a la altura de ciudades como Londres, Copenhague o Amsterdam están varios factores, principalmente regulatorios, tanto del sector de la educación superior como de la matriculación y llegada de estudiantes internacionales a la ciudad.

Otros obstáculos son la ausencia de una política a largo plazo que fomente la internacionalización de la educación superior, un sistema universitario con muy poca autonomía real para definir estrategias de atracción de profesorado y alumnado internacional y para diseñar programas de grado con vocación internacional.

Barcelona tiene muchos retos por delante si quiere posicionarse entre los destinos relevantes en el sector. La atracción de un mayor número de estudiantes, investigadores y profesores ayudaría a desarrollar perfiles profesionales de alta calidad y aumentaría la reputación internacional de Barcelona.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top